Saltear al contenido principal

El uso de leña

El Uso De Leña
Imagen: Pixabay

Tipos de leña

Es importante atender a nuestro entorno y lugar de residencia, con el fin de decidir cuál es el tipo de leña más adecuado para nuestra caldera o chimenea, podemos estar rodeados de pinos, robles, encinas, olivos, y cada una de ellas tiene sus propias características.

Uso adecuado

Con independencia del tipo de leña de que se trate, su poder calorífico es elevado y arde con facilidad. En cuanto a su uso y conservación, la mejor es la cortada y preparada un año antes de ser utilizada, momento en el que alcanza el grado de humedad idóneo y apto para producir calor.

Uso inadecuado

Si tratamos de quemar leña con un elevado grado de humedad, el fuego gastará su energía y la mayor parte de sus calorías en extraerla. Además de calentar poco, estaremos “pintando” de creosota nuestra chimenea.

Cómo reconocer si la leña está en condiciones óptimas

A simple vista, determinamos que es el momento, si observamos muchas grietas en su testa, si la corteza se desprende fácilmente y si pesa poco, en relación a otro leño del mismo tamaño, pero verde.

Mantenimiento

Se recomienda el uso del cartucho Free Flow más adecuado. Además de contribuir, mediante un sencillo proceso, a la limpieza de su caldera y/o chimenea, obtendrá a cambio nuestro compromiso de calidad y seguridad y la garantía de respeto al medio ambiente cuyos valores se plasman en la fabricación de nuestros productos, envasados con materias primas ecológicas y de origen natural.